La edad en la que se inician más trastornos mentales se sitúa en torno los 14 años
Por buenapraxis
  
Lunes, 12/07/2021

Un nuevo estudio basado en datos de más de 700.000 personas de los 5 continentes ha calculado la edad de inicio de los diferentes trastornos psiquiátricos.

Una investigación publicada en Molecular Psychiatry ha combinado todos los datos sobre la edad de inicio de trastornos mentales procedentes de 192 estudios epidemiológicos, recopilando recopilar datos de más de 700.000 personas de los 5 continentes.

El trabajo ha estado liderado por Joaquim Ràdua, investigador del CIBERSAM en el Hospital Clínic-IDIBAPS, de Barcelona; Marco Solmi, de la Universidad de Padua (Italia) y Paolo Fusar-Poli, del King’s College London (Reino Unido).

Gracias a los resultados se ha podido establecer tanto la edad de inicio de los trastornos mentales en general, así como la de diversos trastornos específicos. «Los análisis no fueron fáciles, ya que cada trastorno sigue un patrón atípico y único, por lo que tuvimos que crear nuevos algoritmos de metaanálisis y los ordenadores se pasaron semanas o meses haciendo cálculos» comentó Ràdua.

El estudio muestra que, globalmente, la edad a la que debutan más trastornos mentales es a los 14 años. Por lo tanto, una parte importante de los trastornos de la edad adulta empiezan ya en la adolescencia, una época de grandes cambios madurativos a nivel cerebral, hecho que subraya la importancia de detectar de forma precoz cualquier cambio incipiente que nos ponga en alerta de un posible trastorno mental para actuar preventivamente ya que los trastornos mentales son una de las causas principales de discapacidad.

Por otra parte, el estudio muestra que los diferentes trastornos mentales van apareciendo de forma ininterrumpida, sobre todo durante los primeros 25 años de vida, por lo que, según sugiere el investigador, «no se puede dividir los trastornos entre los que se dan en la infancia y los que se dan en la edad adulta».

Estos resultados, por tanto, subrayan la necesidad de realizar programas de prevención, así como de conseguir una mejor integración entre los servicios de salud mental infanto-juvenil y de adulta.


Ref: JANO


Por buenapraxis