El Ministerio de Salud autorizó la vacuna Covishield producida en India
Por buenapraxis
  
Martes, 09/02/2021
El Ministerio de Salud de la Nación, siguiendo las recomendaciones de la Anmat, autorizó con carácter de emergencia la vacuna Covishield contra el coronavirus, producida por el Serum Institute de la India.

La vacuna "resulta del desarrollo del proceso productivo realizado por el Serum Institute of India en colaboración con la Universidad de Oxford y AstraZeneca en el contexto de una transferencia de tecnología", destacó la cartera sanitaria en la resolución 627/2021, publicada este martes 9/2 en el Boletín Oficial.

Para Salud, esta transferencia "no impacta en la calidad, seguridad y eficacia" ya evaluada por la Anmat cuando aprobó la especialidad desarrollada por la Universidad de Oxford y AstraZeneca.

Para la recomendación de la vacuna del Serum Institute, la Anmat contó "con toda la información según lo establecido por el procedimiento para la autorización de emergencia, en relación con el cumplimiento de los estándares requeridos de las plantas elaboradoras, el desarrollo y la elaboración de los productos, su certificación en el país de origen y el cumplimiento de los estándares de calidad", ampliaron fuentes oficiales.

Además, "no se han presentado eventos adversos graves, ni se han identificado diferencias significativas en la eficacia observada en los diferentes grupos etarios que participaron de los ensayos clínicos", subraya la resolución firmada por el ministro Ginés González García.

La vacuna producida por el Serum Institute ya fue aprobada por 12 autoridades sanitarias de distintos países, además de por la India.


¿Cómo funciona la vacuna?
La vacuna denominada 'COVISHIELD/ ChAdOx1nCoV-19 Corona Virus Vaccine - Recombinant', la producen Oxford-AstraZeneca en el Serum Institute of India, el mayor fabricante de vacunas del mundo a razón de más de 50 millones de dosis al mes.

Está compuesta de una versión debilitada de un virus del resfriado común (conocido como adenovirus) de chimpancés y la misma se ha modificado para que se parezca más al coronavirus, sin causar enfermedades. Como toda vacuna, cuando se la inyecta en el organismo, hace que el sistema inmunológico comience a producir anticuerpos y lo prepara para atacar cualquier infección por coronavirus. La misma se la administra en dos dosis entre 4 y 12 semanas de diferencia.

Según su fabricante, se puede almacenar de manera segura a temperaturas de 2 ° C a 8 ° C, aproximadamente lo mismo que una heladera doméstica, y se puede administrar en entornos de atención médica existentes, como los consultorios médicos o farmacias, por lo que constituye una gran ventaja frente a competidores como la de Pfizer-BioNTech, que actualmente se administra en varios países, y debe almacenarse a -70 ° C, moviéndose un número limitado de veces.


Por buenapraxis