8 de cada 10 argentinos retrasaron su atención médica durante el aislamiento
Por buenapraxis
  
Jueves, 12/11/2020
Johnson & Johnson Medical Devices, compañía pionera en el campo de los dispositivos médicos y en la reinvención de la atención médica, anuncia 'Mi Salud No Puede Esperar', una campaña educativa para que los pacientes vuelvan a priorizar su salud y obtengan la información necesaria que les permita acceder al cuidado de la salud con confianza.

Una reciente encuesta de la compañía en Latinoamérica, realizada por Ipsos Argentina, refleja que el 70% de los latinoamericanos encuestados dicen que ellos o alguien en de su familia han retrasado o cancelado sus servicios de atención médica debido al COVID-19. A nivel regional, Argentina lidera esta tendencia junto a Chile, registrando una preocupante cifra: el 80% de las personas encuestadas reconocen haber postergado su salud en pandemia.

Expertos alertan que esto podría afectar negativamente la salud de los pacientes a largo plazo, y frente a este escenario, Johnson & Johnson Medical Devices presenta la campaña de concientización 'Mi Salud No Puede Esperar'. «Apoyar a los pacientes y profesionales de la salud durante este difícil tiempo es nuestra máxima prioridad, ya que los retrasos en la atención médica necesaria podrían afectar negativamente la salud a largo plazo», comentó Tulio Oliveira, vicepresidente de Johnson & Johnson Medical Devices para el Cluster Sur.

«Debido a que los pacientes y profesionales de la salud confían en nosotros, estamos comprometidos en hacer todo lo posible para ayudar a los pacientes a sentirse más seguros al volver a entrar en el sistema de salud para reanudar la atención médica», aseguró.

En este sentido, 'Mi Salud No Puede Esperar' se presenta como una plataforma de educación para pacientes y profesionales de la salud, que funciona de manera integral como un centro de recursos destinados a inspirar a las personas a priorizar su salud y a comunicarse con profesionales y, así, reanudar la atención médica diferida durante la pandemia.

Asimismo, proporciona a los pacientes los recursos e información clave para comunicarse eficazmente con su médico sobre cómo y cuándo priorizar la atención médica necesaria, incluyendo:

⚫ Una lista de preguntas y guía de discusión para ayudar a las personas a mantener conversaciones con sus profesionales de la salud.

⚫ Preguntas frecuentes sobre el regreso a la atención médica: responde las inquietudes más frecuentes sobre medidas de seguridad de hospitales y centros médicos para ayudar a proteger a los pacientes del COVID-19.

⚫ Introducción a la Telemedicina: ayuda a los pacientes a entender el uso de la telemedicina para la atención de rutina y preoperatoria.

Los materiales también estarán disponibles para los profesionales de la salud para fortalecer la comunicación con los pacientes, así como para permitir que los centros de salud promuevan la seguridad de sus servicios y ayuden a promover la confianza. Los materiales educativos están disponibles para pacientes y profesionales de la salud en http://www.misaludnopuedeesperar.com.

De acuerdo a la encuesta, la mayoría de los argentinos declaró que su salud se mantuvo igual (65%), mientras que en menor medida el 30% reportó que empeoró en este contexto sanitario1. En este sentido, la principal preocupación que enfrentan en el país a la hora de retomar sus atenciones es exponerse al COVID-19 durante la cirugía o procedimiento médico (63%), o bien durante el postoperatorio (56%).

«Al ser la compañía de salud más grande del mundo, estamos comprometidos a ayudar a las personas a llevar una vida más saludable, lo que significa recibir la atención que necesitan y cuando la necesitan», expresó Luly de Samper, vicepresidente internacional, Johnson & Johnson Medical Devices. «A través de 'Mi Salud No Puede Esperar', esperamos proporcionar recursos clave a los pacientes y a los profesionales de la salud para ayudar a mantenerse conectados y priorizar su atención médica durante esta pandemia y en el futuro».

Datos relevantes de la encuesta en Argentina
1. El 30% de los argentinos reconoce que su salud ha empeorado desde el inicio de la pandemia.

2. El 80% retrasó o canceló servicios de atención médica.

3. Se han suspendido o cancelado chequeos cardíacos o cualquier afección sintomática cardíaca en un 21%, cirugías ortopédicas en un 8% y otros tratamientos/cirugías opcionales en un 21%.

4. La mayor preocupación ante una posible cirugía opcional o procedimiento médico es la exposición al COVID-19 ya sea durante (63%) o después del procedimiento (56%).

5. El 56% de los encuestados manifestó que se sentiría más seguro para realizar una cirugía o procedimiento médico si el hospital o centro de salud tenga un área libre de coronavirus. Mientras que el 50%, cuando la vacuna para el COVID-19 esté disponible en Argentina.

6. El camino para recuperar la confianza de los pacientes radica en la seguridad que genera el médico y el impacto de la comunicación directa con el paciente: un 46% de los Argentinos, consideran más probable la programación de algún procedimiento, si mantiene contacto con el médico o centro de salud.

7. El 35% de los argentinos aseguró haber usado algún servicio de telemedicina ya sea para sí mismo o para algún miembro de su familia.

8. El 50% utilizaría los servicios de telemedicina para no tener que sentarse en una sala de espera con otras personas posiblemente afectadas, mientras que el 44% para evitar tener que ir venir de las citas médicas en persona.

9. Al momento de reanudar un procedimiento o cirugía, para los pacientes es relevante recibir información sobre los protocolos específicos que el centro de salud haya adoptado para COVID-19 (74%), información sobre los cambios estructurales en el centro de salud (59%); e información sobre los riesgos relacionados con el COVID-19 en su procedimiento específico (42%).

10. El 77% prioriza la atención por enfermedad por sobre la atención médica preventiva (66%) y la cirugía opcional o procedimiento médico (38%).

La encuesta fue realizada por Ipsos Argentina, por encargo de Johnson & Johnson Medical Devices LATAM, y registró datos de 2.200 hombres y mujeres, mayores de 18 años y de diferentes estratos sociales, de países como Argentina, Brasil, Chile, Colombia y México, durante el mes de octubre de 20201.

En Johnson & Johnson Medical Devices utilizamos nuestro alcance, escala y experiencia para reinventar la manera en que se brinda la atención de salud.


Por buenapraxis