La Provincia impulsó los testeos por pool para evitar brotes de COVID-19 en geriátricos e instituciones cerradas
Por buenapraxis
  
Jueves, 12/11/2020
El Gobierno de la Provincia de Buenos Aires junto con científicos argentinos desarrollaron un sistema de testeo grupal para detectar Coronavirus con el método de pooles, que permite evitar brotes y contener la situación en geriátricos e instituciones cerradas.

Se trata de una estrategia de vigilancia epidemiológica que consiste en efectuar testeos de múltiples personas y equipos de salud para evaluar la incidencia del virus en esa población. Con esta técnica que permite ahorrar recursos y tiempo de trabajo en los laboratorios, hasta el momento se hisoparon 11.628 personas en 595 instituciones y se detectaron 1.918 casos positivos.

La subsecretaria de Gestión de la Información, Educación Permanente y Fiscalización del Ministerio de Salud bonaerense, Leticia Ceriani, explicó que a partir de junio cuando comenzó haber mayor circulación comunitaria del virus se pasó a una estrategia de vigilancia activa: "tanto a través de los operativos detectar en barrios populares como en instituciones cerradas o de larga estadía como los geriátricos".

La funcionaria provincial dijo que en esos casos "se comenzó con pooles de hisopados" y graficó que "se hisopa a un número representativo de la población de ese institución y se procesan esas muestras todas juntas". Esto permite ahorrar recursos y sobre todo tiempo de trabajo en los laboratorios para detectar lo antes posible cualquier caso de Coronavirus.

En tanto, Ceriani explicó que de esta manera "se corta la cadena de contagio y se evita que haya brotes en estas instituciones". Por sus características, "son primeros lugares en donde un caso puede generar un brote" porque son instituciones cerradas y tienen, en particular, "población vulnerable por ser personas adultas mayores". Y finalizó: "mediante esta estrategia se logró evitar un número significativo de brotes en estas instituciones que si fue lo que ocurrió en otros países, y por eso, desarrollamos esta estrategia".

Es un método de procesamiento único de varias muestras en un pool de laboratorio, que impulsó el Ministerio de Salud bonaerense en articulación con los centros de investigación de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) y los laboratorios de la red de diagnóstico de la provincia. También el laboratorio del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) ubicado en la localidad de Martínez; y el Instituto Nacional de Epidemiología 'Dr. Juan H. Jara' de Mar del Plata

El testeo en pool se realiza de forma conjunta con los municipios de las regiones sanitarias y ya se aplicó en efectores de salud, residencias, instituto de menores, hogares para adultos y niños con discapacidad. El objetivo es llegar antes de tener casos activos e intervenir rápidamente con hisopar a otras personas y tomar decisiones de aislamiento.

En detalle, la estrategia consiste en hisopar al azar a 20 residentes y 6 trabajadores en esas instituciones. La muestra de 26 personas se analiza por pooles de 10 muestras juntas. Si algún pool da positivo, se abre el pool y se busca el caso. Cada establecimiento vuelve a ser muestreado a los 15 días a fin de evitar focos.

La técnica permite realizar en promedio 7 testeos en pooles diarios, evaluar muchas muestras a bajo costo y en menor tiempo, permitiendo la identificación de casos leves o asintomáticos y evitando así eventuales brotes.

La Provincia de Buenos Aires cuenta con 1.000 geriátricos en donde residen más de 32 mil personas. Con esta novedosa estrategia se busca conocer el estado epidemiológico de este grupo poblacional de alto riesgo con una detección temprana de los casos, para la rápida adecuación de los procesos de aislamiento social y acciones de vigilancia dirigidas a contactos estrechos, directos e indirectos.


Por buenapraxis