Obispo prohíbe la Comunión a congresistas proaborto en Estados Unidos
Por PHO
  
Viernes, 07/06/2019
El Obispo de Springfield (Estados Unidos), Mons. Thomas J. Paprocki, decretó que
no podrán recibir la Comunión en su diócesis aquellos congresistas que trabajaron para aprobar el proyecto de ley que declara el aborto como “derecho fundamental” en el estado de Illinois.
El Obispo también dijo que los parlamentarios católicos que votaron a favor de una legislación proaborto no podrán recibir la Eucaristía hasta que se confiesen.

La Ley de Salud Reproductiva de Illinois fue aprobada por la Cámara de Representantes y el Senado del estado hace unos días. Para que se haga efectiva solo faltaría la firma del gobernador de Illinois, Jay Robert Pritzker.

“De acuerdo con el canon 915 del Código de Derecho Canónico, el Presidente del Senado de Illinois, John Cullerton, y el Presidente de la Cámara de Representantes, Michael J. Madigan, que facilitaron la aprobación de la Ley sobre el aborto de 2017 (House Bill 40), así como La Ley de Salud Reproductiva de 2019 (Senate Bill 25), no son admitidos para recibir la Sagrada Comunión en la Diócesis de Springfield, en Illinois, porque han persistido obstinadamente en promover el crimen abominable y grave pecado del aborto
”, escribió Mons. Paprocki en un decreto emitido el 2 de junio.

No obstante, sostuvo que
“estas personas pueden ser readmitidas en la Santa Comunión solo después de haberse arrepentido de estos pecados graves y, además, luego de una reparación adecuada por daños y escándalos, o al menos prometer hacerlo seriamente, según lo determinado por mi juicio o el juicio de su obispo diocesano que consulte conmigo o con mi sucesor”.
El proyecto de ley declara que el aborto es un “derecho fundamental” en el Estado. Además elimina varios extractos de las leyes de aborto actuales como las regulaciones para las clínicas abortivas, los períodos de espera requeridos y la notificación a los padres para obtener un aborto, así como la prohibición del aborto tardío que se realiza en último trimestre del embarazo.

La legislación también permitiría a los no médicos realizar abortos,
exigiría que todos los planes de seguro de salud privados cubran abortos selectivos y eliminaría los requisitos de información, así como las regulaciones que requieren la investigación de muertes maternas debido a esta práctica.
Los críticos de la propuesta de Illinois han argumentado que se trata de una de las medidas más extremas de la legislación sobre el aborto en el país.

El decreto de Mons. Paprocki instruye formalmente a los sacerdotes y diáconos de la Diócesis de Springfield a abstenerse de administrar el sacramento de la Eucaristía a Cullerton y Madigan, ambos católicos.

El Obispo también instruyó a otros legisladores católicos que votaron en favor del aborto a no acercarse a la Santa Comunión y que los sacerdotes no se la administren.

En una declaración del 6 de junio, el Prelado dijo que “al promulgar este decreto, anticipo que algunos señalarán las propias fallas de la Iglesia con respecto al abuso de niños”.

“La misma ira justificable que sentimos por el abuso de niños inocentes, sin embargo, debería provocar una protesta contra la legalización del asesinato de niños inocentes. Las fallas de la Iglesia no cambian la realidad objetiva de que el asesinato de un bebé indefenso es un acto absolutamente malvado”, destacó

También, indicó que la Iglesia entiende “que muchos embarazos no planeados vienen con miedo y dificultad”.

“Es nuestra obligación, como sociedad, estar ahí para estas madres embarazadas, ayudarlas de cualquier manera posible y empoderarlas para tomar decisiones que afirmen la vida. Esto también incluye el apoyo continuo para la madre y su hijo después del nacimiento. Debemos reconocer que un niño en el útero no es un problema. Él o ella es un regalo de Dios”
, aseguró.

Mons. Paprocki explica asimismo que emitió el decreto para fomentar la conversión.

“En vista de su acción gravemente inmoral de privar a los niños no nacidos de la protección legal contra el aborto, debe decirse que cualquier legislador católico que patrocinó, promovió, defendió o votó a favor de estos proyectos de ley ha actuado de una manera seriamente pecaminosa e infiel a la enseñanza cristiana de 2.000 años contra el aborto y, por lo tanto, se ubicaría fuera de la plena comunión de la Iglesia Católica”
, dijo el Obispo.

“Tales personas no deben recibir la Sagrada Comunión hasta que hayan celebrado el sacramento de la reconciliación y hayan mostrado una conversión pública de la vida”, resaltó Mons. Paprocki.

"Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor. Examínese, pues, cada cual, y coma así el pan y beba de la copa. Pues quien come y bebe sin discernir el Cuerpo, come y bebe su propio castigo."

En ese contexto, el Prelado citó la Primera Carta a los Corintios: “Por tanto, quien coma el pan o beba la copa del Señor indignamente, será reo del Cuerpo y de la Sangre del Señor”.

“Apoyar la legislación que trata a los bebés en el útero como una propiedad, permitiendo su destrucción por cualquier motivo y en cualquier momento, es malo. Es mi esperanza y mi oración que estos legisladores se reconcilien con la Iglesia para que puedan recibir la Comunión. La Eucaristía es el aspecto más sagrado de nuestra fe católica”
, agregó Mons. Paprocki.

En 2018, Mons. Paprocki dijo que el senador de Illinois, Dick Durbin, no sería admitido en la Comunión debido a su defensa de la protección legal del aborto.

Agradecimiento a legisladores que se opusieron a la Ley de Salud Reproductiva
Finalmente, la declaración de Paprocki también reconoció a los legisladores de Illinois que se habían opusieron a la “Ley de salud reproductiva”.

“Quiero agradecer a los legisladores que se enfrentaron a estas leyes bárbaras y votaron 'no', y aplaudo su coraje para decir la verdad de que el derecho más básico que todos debemos disfrutar es el derecho a la vida”
, concluyó.

(Traducido y adaptado por Diego López Marina. Publicado originalmente en CNA y extraído de ACI Prensa del 6 de junio de 2019).


Por PHO