Los grandes avances en medicina de 2018
Por buenapraxis
  
Viernes, 04/01/2019
Desde avances en el diagnóstico y tratamiento del cáncer hasta innovadoras técnicas contra la infertilidad, pasando por métodos experimentales para recuperar la visión y volver a caminar. Aquí los procedimientos que prometen perfeccionarse en 2019.
El año que pasó fue muy promisorio para la medicina. Se progresó en campos como la respuesta al cáncer y los tratamientos de fertilización. Además, se reportaron casos en los que se lograron revertir la ceguera y la parálisis. BBC Mundo recopiló los hitos alcanzados en 2018 que prometen desarrollarse en 2019 y que podrían repercutir en la salud de la humanidad.

Caminar otra vez
Dos equipos científicos ayudaron a personas con parálisis a caminar de nuevo al estimular su médula espinal con impulsos eléctricos. Es que una lesión en esa área producto de un accidente impide que las instrucciones del cerebro lleguen a los músculos, lo que impide que un individuo se mueva.

Gracias a implantes eléctricos en la médula espinal, las señales perdidas pudieron llegar a destino. Y si bien estas técnicas son aún experimentales, uno de los pacientes estudiados está utilizando el dispositivo en su vida diaria. Mientras que en otro, hay evidencia de que los nervios dañados en la zona comenzaron a regenerarse.

Respuesta al cáncer
Un caso que resonó fue el de Judy Perkins, quien sobrevivió a un cáncer terminal gracias a una terapia pionera. Tenía tumores del tamaño de una pelota de tenis en su hígado y cánceres secundarios en todo el cuerpo. Los médicos le habían dado tres meses de vida, hasta que médicos en el Instituto Nacional de Cáncer de Estados Unidos decidieron probar un nuevo "medicamento viviente". Su tumor fue analizado genéticamente para identificar cambios particulares que podrían hacerlo visible para su sistema inmunológico.

De las 62 anomalías genéticas halladas, solo cuatro ofrecían líneas potenciales de ataque. Y así comenzó la búsqueda. El sistema inmune de un paciente ataca al tumor, pero los glóbulos blancos terminan perdiendo en la lucha contra el cáncer. Lo que los científicos hicieron fue examinar los glóbulos blancos de Perkins y extrajeron aquellos capaces de atacar sus tumores. Luego los cultivaron en grandes cantidades en el laboratorio y se los inyectaron en su cuerpo (cerca de 90.000 millones), junto con medicamentos para quitar los frenos al sistema inmune. Este nuevo procedimiento de inmunoterapia llevó a la remisión del cáncer de Perkins.

Trasplante de útero de mujer fallecida
Por primera vez en el mundo, un bebé sano nació de un útero trasplantado de una mujer muerta. Si bien hubo intentos previos con esta técnica, habían fracasado. Hasta que se consiguió el éxito en Brasil, con una mujer de 32 años, que había nacido sin matriz a causa del síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser, que hace que ni la vagina, ni el útero, ni la matriz se formen correctamente.

Le trasplantaron el útero de una donante fallecida por una hemorragia cerebral, que había tenido tres hijos en vida. Seis semanas después de que se le implantara el órgano, la paciente comenzó a tener su período.

Siete meses más tarde, le implantaron óvulos fecundados y, tras un embarazo normal, nació una niña por cesárea de aproximadamente 2,5 kilos.

Primeros bebés editados genéticamente
Un científico chino causó el mayor revuelo en la ciencia en años cuando afirmó haber creado los primeros bebés genéticamente editados del mundo. Son mellizas, que aparentemente están en buen estado de salud.

El investigador He Jiankui aseguró haber alterado el ADN de las bebas para protegerlas del VIH. Sin embargo, no se han publicado detalles del procedimiento, con lo cual sus afirmaciones deben ser tomadas con escepticismo. Su anuncio, además, provocó un profundo debate ético sobre si el procedimiento debió haberse realizado o no. Los embriones habían sido obtenidos por un tratamiento de fecundación asistida.

Ver de nuevo
Expertos realizaron avances notables para curar la principal causa de ceguera en el mundo: la degeneración macular asociada a la edad, también llamada maculopatía.

La mácula es la parte del ojo que nos permite ver lo que tenemos delante, ya sea reconocer rostros, mirar televisión o leer un libro. Está compuesta de conos y bastones que perciben la luz. Detrás de ellos hay una capa de células nutritiva, pero cuando esta capa falla, ocurre la degeneración macular y la ceguera.

Pero un equipo descubrió cómo formar una capa de células de apoyo, y las implantaron como un parche sobre la capa lesionada. Los pacientes que recibieron este tratamiento recuperaron la visión central no solo para leer, sino también para ver rostros que antes eran percibidos como una mancha borrosa.

Óvulos de laboratorio
Científicos de la Universidad de Edimburgo, Escocia, desarrollaron por primera vez óvulos humanos maduros un laboratorio, por fuera de los ovarios. La técnica puede servir para desarrollar nuevas formas de preservar la fertilidad de niñas sometidas a tratamientos contra el cáncer.

También representa una oportunidad para explorar los óvulos, cuyo proceso de desarrollo tiene aún muchos interrogantes que no han sido respondidos por la ciencia.

¿Una prueba de sangre para el cáncer?
Científicos avanzaron en el desarrollo de un examen universal de sangre para detectar el cáncer. El logro fue del equipo de la Universidad John Hopkins, EEUU, que realizó un ensayo con un método que detecta ocho formas comunes de la enfermedad. Esto fue posible porque los tumores liberan en la corriente sanguínea pequeños rastros de su ADN mutado y de las proteínas que forman.

La prueba CancerSeek busca mutaciones en 16 genes que suelen aparecer con el cáncer y 8 proteínas que generalmente se liberan por la enfermedad. Este test se probó en más de 1.000 pacientes con cáncer de ovario, hígado, estómago, páncreas, esófago, colon, pulmón y pecho que no se habían esparcido a otros tejidos. La prueba resultó efectiva en el70% de los cánceres.

Microbio, la mitad escondida de nuestro cuerpo
No es cuestión de hacerle mala prensa a los microbios. De hecho Mel Greaves, profesor del Instituto Cancer Research en Reino Unido, recopiló 30 años de evidencia que demuestra que el sistema inmune se puede tornar cancerosos si no "ve" suficientes microbios desde las primeras etapas de vida.

El objetivo de este estudio no es culpar a los padres por ser excesivamente limpios, sino que muestra cuál es el precio del progreso que se está haciendo en la sociedad y en medicina en cosas como, por ejemplo, el agua potable. El objetivo a largo plazo es darle a los niños un brebaje de bacterias seguro -en un yogurt- para que su sistema inmunológico pueda entrenarse.


Por buenapraxis